Dominicas de Santa María Magdalena de Speyer

ver web 1
ver web 2

Las Dominicas de Santa María Magdalena en Speyer tienen 702 años desde su paso de la Orden de Penitentes a la Orden de Santo Domingo. El Decreto Papal sobre esta decisión de las religiosas es de fecha 12 de marzo de 1304. Querían experimentar nuevas formas monásticas de "vida religiosa" como por ejemplo la que los dominicos vivían. Grande fue la alegría en el claustro de Santa Magdalena cuando un Decreto Papal de Benedicto XI que era de la Orden de Predicadores- se hizo oficial.

El Obispo de Speyer y el Capítulo de la Catedral respetaron la orden Papa!.

En sus orígenes las Penitentes de Santa Magdalena / Speyer habían llegado desde el pueblo de San León del Kraichgau, del otro lado del río Rhin. Este territorio pertenecía en aquel tiempo a la Diócesis de Speyer.

Una pareja de esposos acaudalados y ciudadanos del lugar Walter y Edelinde Bart donaron a las religiosas trabajadoras y piadosas el terreno para el claustro, huertas y jardines, una casa de familia y otros bienes en el "Hasenpfuhl" de Speyer. Desde entonces laboran allí las Dominicas de Santa Magdalena. Mas una historia llena de altibajos acompañaba a la pequeña Comunidad. Después de una decaída al comienzo del siglo XIV llegan religiosas del claustro Himmelskron / Worms para reformar el claustro de Speyer. El día 31de mayo de 1689 es víctima de la llamas de las Guerras de Sucesión de Luis XIV. Recién en 1699 pueden volver las religiosas y reconstruyen su claustro. A consecuencia de los desórdenes de la Revolución Francesa entre 1762 y 1795 tienen que huir de nuevo: los soldados de Revolución saquean el claustro. En 1802 en plena Secularización es ofrecido en subasta. Las religiosas están obligadas a dejar el hábito. Pero al cabo de 5 años readquieren "su" claustro de los propietarios civiles.

El Rey Luis I de Baviera dispone el restablecimiento del claustro en 1826 y determina que las hermanas se hagan cargo de la educación católica de la juventud femenina de la ciudad. El 8 de diciembre de 1828 con el Obispo Johann Martin Manl también el Claustro es devuelto al servicio de la Iglesia. En 1839 se abre el primer Instituto Superior para hijas de las familias de la ciudad de Speyer. Anexo al Instituto se abre un Internado. La primera joven laica fue recibida en 1884 como candidata en este Instituto Pedagógico que desde 1852 ya servía para formación del personal religioso de la congregación. Otro paso de adelanto se realizo en 1887 para Santa Magdalena: Las religiosas pasan de la 2a a la 3a Orden de Santo Domingo.

En el siglo XX destaca la Orden Dominicana en Speyer por la política de formación, especialmente de la formación pedagógica. En 1912 el Instituto consigue la autorización especial, en el había laborado también Edith Stein (carmelita, doctora de la Iglesia) desde 1923 a 1931.

Pero después de algunos años de labor muy fructífera se inicia el reino del "Tercer Reich" (Segunda Guerra Mundial). Los poderosos Nacionalsocialistas en 1937 y 1938 clausuraron este centro educativo de la Congregación. Es precisamente en estos años que gracias al llamado de Obispos de Brasil y Perú, un grupo de Hermanas, con la bendición de la entonces Priora General M. Ambrosia Hessler, O.P., parten en 1937 a la misión en América del Sur.

Sin embargo en Alemania el nacional socialismo continúa desarrollándose rápidamente, en horribles noches de bombardeo caen las Casas y Colegios de la Congregación: Manheim y Gemünd quedan en ruinas, la casa en Ludwigshafen fue expropiada y la Casa Madre Santa Magdalena, fue tomada por el ejército y sirvió como cocina y comedor a los soldados. La Iglesia se utiliza como caballeriza. El Internado es convertido en talleres de la firma Siemens y el gimnasio y los salones de clase deben dar por un tiempo hospedaje a evacuados y soldados heridos o enfermos. Las Hermanas deben ayudar en lo que hace falta. Durante este tiempo se mantienen como verdaderas religiosas y conservan "su propiedad" con grandes sacrificios hasta el 24 de marzo de 1945, año en que los americanos toman la ciudad.

Después del colapso de la dictadura hitleriana en 1945, fin de la Segunda Guerra Mundial, el claustro de Santa María Magdalena pudo reanudar su actividad pedagógica en Speyer.

A pesar de los años y las dificultades, la Congregación que siempre se caracterizó por tener pocos miembros, continúa irradiando el espíritu dominicano, así actualmente cuenta con religiosas que trabajan en:

Alemania, en la casa Madre, en la casa de San Martín, un Hogar de descanso para personas de la tercera edad situada en el pueblo de Fürth / Odenwald.

La enseñanza de niños y jóvenes sigue siendo centro de su labor de esta forma siguen llevando el "Edith Stein" Gimnasium y la Realschule Edith Stein de Speyer.

En Brasil tienen 8 pequeñas filiales.

En Perú se desempeñan en el: Convento "María Reina" y "Colegio Elena de Santa María en Juliaca" (1938-2004), Convento "Santa Rosa" y "Colegio Santa Rosa en Abancay" (1938-2004), Casa Provincial, Convento "Beata Imelda", Casa de Formación, "Colegio Peruano Alemán Beata Imelda de Chosica en Lima" (1939- 2004), y el CEOGNE "San Martín de Porres", anexo gratuito del Colegio Beata Imelda de Chosica. Casa de Estudiantes "Nuestra Señora del Rosario" Surco Lima (1988-2004). y últimamente la reapertura de la Casa "Nuestra Señora de la Consolación" en Arequipa.

Agradecemos a Dios la fidelidad y audacia de nuestras antecesoras y nos disponemos con confianza a los designios de su Providencia!

Dominicas de Santa María Magdalena de Speyer